Aprender a cuidar la salud de tu bebé


Sin lugar a dudas la responsabilidad que debe asumir una madre engloba el conjunto de tareas más arduas que existen, no solamente por lo exigente que pueden llegar a ser si no porque lo que está en riesgo principalmente se trata de la seguridad y salud de tu bebé, un recién nacido se enfrenta constantemente a una serie de factores que son totalmente desconocidos tanto para sus sentidos como para su organismo que debe generar inmunidad contra cientos de virus y bacterias que son comunes en el medio ambiente.

Como una nueva madre o incluso como una madre experimentada debes asumir seriamente este rol y aprender a cuidar la salud de tu bebé, pero como se puede hacer esto, si se llega a hacer algo mal, o si se comete algún error, este tipo de pensamientos suelen ser muy comunes, pero tranquila, a pesar de todo, los bebes son más resistentes de lo que puedes llegar a creer, lo importante es realizar los cuidados necesarios, no debes sobreproteger a l bebé, el cuidarlo del frio y de los factores del amiente que puedan a afectar su cuerpo son cosas que están de más, por supuesto que al igual que nosotros los adultos un bebé recién nacido tolera hasta cierto rango la intensidad del  frio y otros factores ambientales, pero puedes dejar de preocuparte de esto mientras se encuentre en un ambiente estéril así como el empleo de agua esterilizada para su aseo la temperatura es lo de menos.

Lo que realmente debe preocuparte es sobre su sistema inmunológico y sobre la anatomía del bebé, recuerda que se encuentra constantemente desarrollando cada uno de sus sistemas por lo que todo lo que enfrenta en estos momentos es lo que definirá su futuro, así como su salud, mantener el control de vacunas al día así como las consultas médicas preventivas es realmente importante, pese a las campañas anti vacunas, debes recordar y considerar las cientos de cepas y virus que se encuentran en el ambiente, que incluso han evolucionado y perfeccionado su método invasión y desarrollo por lo que un bebé son los anticuerpos que producen las vacunas preventivas es totalmente vulnerable a sus ataques, de igual forma debes ser sumamente cuidadosa con a posición en la que descansas a tu bebé así como la estructura del colchón de la cuna y las almohadas del moisés, debes evitar por sobre cualquier cosa colocar calzado a tu pequeño solamente medias para protegerle, pero un error común que puede causar daños permanentes en sus pequeños pies y por consiguiente en su columna vertebral es el empleo de zapatos que terminan deformando sus pequeños huesos en formación.

Lo más responsable y recomendable para alcanzar un nivel de cuidado y salud de tu hijo es acudir periódicamente a un especialista en pediatría que realmente se aboque a su campo de trabajo y pueda ofrecerte una guía práctica desde el cuidado de la piel, huesos, sistema inmune, como también brindar un control dietético y nutricional todo en aras de garantizar un desarrollo adecuado y la perfecta salud de tu pequeño.
Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios